A LA PRIMERA PERSONA...

(Recomendable leer con la canción de fondo, gana mucho)


Fernandito ha caído como un bendito. Me he duchado, me he embadurnado con mis cremitas y me preparo un dedito de whisky. Bajo las persianas, hay mucho cotilla por este barrio, de paso le pego un guiño a la luna que está roja como un pimiento. Seguro que los americanos le están echando algo... Enciendo la lamparita del comedor, me recoclo en el sofá y conecto el mp3, menudo invento, del tamaño de una caja de cerillas y tiene un huevo de canciones. Le doy al play y me voy de este mundo.
Cuando siento las primeras notas siento un escalofrío que me sube de la planta del pie al último pelo. Empiezan los tambores, suspense. Un quejío de mi Alejandro....Redobles, tambores, quejío. Lo dicho, la piel de gallina.


A la primera persona que me ayude a comprender, pienso entregarle mi tiempo, pienso entregarle mi fe. Fe. Fe. Ya me gustaría creer a ciegas, sin recelos, sin esperar nada a cambio, sin tener miedo de que después del sexo se olviden de una. Fe en alguien que me mime y no me elimine, que me escuche y no me mande, que me diga lo que tengo que sentir o decir.


Yo no pido que las cosas me salgan siempre bien...¡¡¡ni yo tampoco!!! Pero joder, basta ya de sinsabores, parece que unas tenemos menos números que otras para la infelicidad. Qué poesía que tiene este tío...cómo me gusta ese ritmito con el que avanza la balada...el oro para quien lo quiera....es tanto lo que he bebido y sigo teniendo sed. Cómo lo sabes, gorrión, es como la coca-cola, muchos abrazos vacíos, muchos besos perdidos, por mucho que te la bebas no te quita la sed para ná.


A la primera persona que me ayude a sentir otra vez, pienso entregarle mi vida pienso entregarle mi fe. Esa es la palabra me hace tiritar...¡¡¡SENTIR!! ¿Es tan difícil sentirse importante para alguien? Sentirse mujer y no esclava, sentirse mujer y ni puta ni Virgen María, y abandonar los tópicos y lo que la gente espera de ti y suprimir los límites de la historia.
Qué puedo hacer con todo aquello que soñamos. La niña que fui, queda lejos la inocencia, jugaba a casarme, ¡¡¡mierda de juegos!!! Mejor el monopoly... creía que el príncipe azul me ayudaría a construir mis sueños ¿Qué poco queda de aquella Puri? He aprendido a base de no dejarme pisar, de marcar el territorio: Los sueños como decía aquel, sueños son.
No hay más miedo que el que se siente, cuando ya no sientes ná. Cuánta verdad, Alejandro, cuánta verdad de la buena, concentrada cien por cien. ¡¡Puto miedo!! Es el enemigo número uno del amor, el odio no es el contrario, es el miedo. No te deja hacer nada, te paraliza y te convierte en un muermo vegetal, Transiges por miedo a quedarte sola, aguantas por miedo a no ser capaz. Siempre pegado como una paparra, comiéndote la oreja sin parar. Miedo a no sentir nada, estar años y años pegado a una persona sabiendo que estás consumiendo la vida. Miedo a aceptar que te has equivocado y en lugar de arreglarlo tirar p’adelante como los de Alicante.
A la primera persona que me ayude a caminar, pienso entregarle mi tiempo, pienso entregarle hasta el mar. ¡Qué bonito! Me gustaría ser tan ingenua para creer que aparecerá una persona en mi vida que me ayudará a caminar. Una aguja en el pajar. Pesimista, no, amiga, muy realista. Pero si Alejandro me entrega el mar, yo me lo bebo.
Y suena el saxo triste, melancólico, desgranando las notas de la nostalgia. A la primera persona que no me quiera juzgar quiero entregarle caricias que yo tenía guardás. Todas, todas, todas. Al primero que me trate como una igual, que no me critique por detrás cuando se toma unas cañas con sus amiguetes, al primero que se arremangue al fregar los platos sin que le diga ná, al que me deje lo mejor parte de su vida y no lo que le sobre, a ese...si existe, sigo incrédula, le voy a dar todo el volcán, no me dejaré ni una poro sin quemar. Ese, este, áquel, si existe, tendrá la Puri que ni yo misma conozco.
Es que amar en soledad, es como un pozo sin fondo. Ya tengo la lagrimilla floja,¿y qué? Joder, es que si me tocas la fibra pues me desbravo. Donde no existe ni dios, donde no existen verdades, es todo tan relativo como que estamos aquí. Toda la vida buscando seguridades y todo es relativo, incierto, hoy es y mañana no. Dame sangre para vivir. Fuego, pasión, energía, no pasar por pasar, no quiero hacer las cosas porque toca o porque las marca algún gilipollas. Quiero sentirme viva. Me queda mucha viva por vivir, pero quiero vivirla degustando los sabores, nada de en blanco y negro y sin voz.
Y lo repite...y sigue con esa voz desgarrada...A la primera persona... suena, mejor dicho llora la trompeta mientras busca A la primera persona de las caricias guardás,...

3 comentarios:

Jordi de la Torre dijo...

Comentario de prueba....

Ana dijo...

Jur jur, tu comentario será de prueba, el mio... de que... YA TOY AQUÍ!!!! jejejejejejeje, metido en favoritos y a pedir notificaciones, ale.

tulipan negro dijo...

A la primera persona que ......... dificil muy dificil....... si Puri espera a la primera persona lo tiene negro..... ajajaj en serio siempre hay alguien que te tiende una mano ...... siempre hay alguien que le da sentido a la vida....... solo hace falta saber mirar............

¿he pasado la prueba?

Seguidores