CRÓNICAS DE BORJA: SI NO SABES TOREAR PA QUE TE METES

Menuda tía esta Bea, una caña. Tengo amigas hasta en el fin del mundo, no quiero decir que Borja sea donde se paraba el Peugeot no sé cuantos que invitaba a visitar un acantilado donde se acababa la tierra, no, Borja es un pueblecillo de los tantos y tantos que hay en España. Sus gentes son muy güenas, muy hospitalarias, buena gente...sí, eso y mucho más...pero como en botica, hay de todo y mi amiga que tiene una gracia especial para describir las cosas que pasan por allí y se ha ofrecido a explicarnos la vida, los chismes, la prensa rosa y negra de la peña borgeña.
El movimiento se demuestra leyendo, no os lo perdáis...


Todos conocéis el dicho popular “Manoleteeee, si no sabes torear, pa que te metes!!!!!”, pues lo he hecho mío, bueno, me lo han adjudicado por méritos propios.
Vivo en un pueblo pequeño, en las fiestas patronales, además de los actos religiosos de todas las fiesta patronales, tenemos muchísimos eventos taurinos, y cuando digo muchísimos, son muchísimos.
Por mi trabajo, tengo una tienda, sí, soy una de las tres tenderas del pueblo, durante los eventos taurinos matinales, es decir los encierros, siempre tengo la tienda abierta, y no tengo el gusto de poder ver ninguno, no es que me emocionen mucho, pero..., bueno me gusta estar en todos sitios donde se pueda tomar cerveza fresquita y un pinchito de jamón, y el recorrido está bien surtido de peñas en las que disfrutar de esos manjares.
Este año, por causas desagradables que no voy a contaros, los encierros se vieron aplazados hasta las 2 de la tarde. Y...,biennn, hija puedes ver los encierros, y allí voy yo, con mis pantaloncillos cortos, mis zapatillas esparteras de cuña alta toda chula a ver los encierros y si es posible hacer un recorte, jajajaja, noooooooo, yo desde la barrera.
Detrás de la barrera, las vaquillas sueltas, yo toda chula con mi hija citando a la vaca, siempre desde la barrera, con el cuerpo fuera del peligro, mi hija y yo riendo, y de repente la vaca decide que quiere salirse por las talanqueras para escapar, (o eso creí yo claro) y yo toda chula, sobrá vamos, y con mis tacones, pongo el pie en la testud de la vaca, para como una madre coraje, librar a mi hija de tan terrible amenaza, sin pensar que, la vaca tiene cuernos y una mala lecheeee, vamos que le jode mucho que le pisen el morro, asi que levanta la cabeza, engancha la espartera y ahí estoy yo, haciendo un espagaz de pie, rodilla en la nariz, y rezando todo lo que me sabía para que el precioso animal no me partiera el tobillo de tanto tirar y empujar contra el hierro de la talanquera.
Qué arte, qué estilo, ni Gervasio Defer en suelo con su plata colgá, hizo los equilibrios que yo hice, que espatarre, no sabía hasta dónde llegaba la pierna, por mas que yo subía la jodía vaca subía más. Consigo soltarme, sin rotura, salvo un dolor de muerte en la pierna, todo sano, mi marido corre desesperado en busca de su mujercita, temiendo por mi integridad física (si me jodia una pierna, se fueron al carajo las vacaciones), me acompaña a la ambulacia, dentro, como si hubieran abierto una cebolla, me lío a llorar como una boba, para al salir fuera ya se me hubiera pasado, me limpian la pequeña herida por asta de vaca, y al salir, toda mi familia, y tengo mucha familia, a coro, tras ver que puedo andar, me cantan cuan coral “Si te ha pillao la vaca jódete, ¡¡¡¡jódete!!!!”, los que no se habían enterado, no dudéis que se enteraron y yo con media hora de gloria me fui a mi casa y me quedé con las ganas de terminar de ver el encierro. Bueno ganas ya no me quedan.
Desde ese preciso instante, bueno, no, desde que volví a abrir mi tienda a las 5,30 de la tarde ese mismo día, y hasta hoy creo que todo el que pasa por la tienda, tras preguntar por mi salud, me dicen la misma frase “Manoleteeee, si no sabes torear, pa que te metes”.
Pero he de reconocer que, gracias a este pequeño percance, las ventas en la tienda aumentaron considerablemente, estoy pensando en que el año que viene voy a dejar que me pille un toro a ver si así hago el agosto en septiembre.

Creo que este será el comienzo de las crónicas de un pueblo, es mejor empezar por mí.

6 comentarios:

NATA dijo...

JAAAAAAAAAAAAJAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAJAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA............Q BUENO ,AUNKE AHORA CAO ME RIO,PIENSO MENUDO ACOJONE.MI PUEBLO TB ES DE ESOS DE ENCIERROS MIL PERO YO DESDE LA BARRERA NO!!!!DESDE LA GRADAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Anónimo dijo...

Si es que ....no puede ser....¿A quién se le ocurre irse a los encierros con tacones, solo a ella que es muy fashión.

Mónica dijo...

Genial la crónica de los encienrros ajajajajajaj, y lo de tú familia no tiene nombre con la cancioncita, jajajjjajjaa, dí que si, lo que sea por defender a los hijos jajajaja aun a riesgo de que te descuajaringuen una pierna, un beso y me alegro que se quedara en un susto, muchas gracias por compartirlo, genial

leonita (clara) dijo...

Aiii!!! S que los toros y vaquillas son muy peligrosos!! Se ven mejor desde la gada como dice nata, bueno yo en i pueblo los miro desde el carafal!!je,je aunque algún susto tb te llevas desde hay arriba cuando empieza a embestir el carafal!!

Alma dijo...

jajajaaj, para el año que viene, lo que debes hacer es dar clases de toreo jajaja
te imaginas? cuando te vean lidiar a la vaquilla ? eso los dejaria de una pieza.
me alegro que todo quedara en un mal rato y, por el aumento de las ventas. que leches!!!!!
por lo menos le sacaste partido :D.

reyes

laura dijo...

que no hay mal que por bien no venga,tu no sabias la elasticidad que tenias en momentos extremos, ahora ya lo sabes, tu hija orgullosa de su madre por defenderla y si ademas aumentaron las ventas en la tienda, pues eso, que mas se puede pedir!!! eso si este año tendras que superarte por que todo el pueblo estara pendiente de lo que haces jajajaaj

Un beso y me alegro que solo se quedara en el susto, de verdad.

saludos ......... Lagamu

Seguidores