NOCHE DE RONDA (3)

- ¡He ligao, tía, he ligao!- Luisa se le escapa el corazón del pecho y mira que tiene dos pechugas bienprominentes.

- ¿Quién es el afortunado?- le pregunto sin que se me note demasiado la desgana.

- Míralo, tía, ¿no lo ves? Está como un queso....


Luisa le ha pegado un culetazo a Anacleto desplazándolo de mi lado, el tipo se ha quedado estupefacto. Mi amiga no para de mirar para la barra, sin disimulo. Calculo, así por encima, que hay del orden de cincuenta habitantes en la barra oeste de la discoteca, descarto las de sexo femenino, unas quince, total me quedan treinta y cinco gachones. Aquí quiero yo ver a James Bond, nada de identificar asesinos, eso está más chupao que la pipa de un indio, todos tienen bigote recortadillo y cara de malo, así cualquiera, pero a Mr. Bond lo quiero olisqueando para reconocer el roquefort con patas. Título de la peli: En busca del queso perdido...¡seré gilipollas!

- He perdido la cabeza, tía....- mi duda es si algún día la tuvo sobre los hombros-. Pero es que ha sido verlo y perder el sentío....ufff.... entre que yo voy hecha una caldera y él que está como un queso- ¡vuelta con la burra al trigo!-, tía, se me ha ido la olla.

Mientras casca como una posesa, Luisa se coloca bien los rizos, se estira la faldilla, se sube los sujetadores para dar consistencia a los volúmenes, se vuelve a tocar el pelo....vamos, que su Romeo está como un queso y ella está como un flan.

- Puri, dime, Puri....¿estoy bien?- me pregunta sin ni siquiera mirarme.

- De fruta madre....

- Supongo que tendrá condones...- se gira y me pone una cara de horror .

- Luisa, esto...bueno...-no sé cómo empezar, creo que le va a sonar carrinclón, no sé, creo que le convendría sopesar un poco los pros y los contras, analizar fríamente la situación, saber las intenciones del quesito Caserío.

- No te gusta, no me lo digas que no me lo creo.... ¡Puri, que está como un queso, jodía!

Empezemos porque el queso no está entre los alimentos que me llevaría yo a una isla desierta y sigamos con que la pesada de Luisa me tiene la cabeza a estallar con tanta referencia láctea.

- No sé, Luisa, pero tal vez estás yendo muy deprisa...primero pregúntale sus aficiones, en qué trabaja, qué hace aquí esta noche...cosas de ese estilo....

- Puri, ¿estas chocha o qué coño te pasa? ¿Y si se me escapa este mirlo blanco?- Luisa cambia los lácteos por la fauna pajaril.

- Visto así....-respondo algo decepcionada.

- Míralo, Puri, con ese cuerpazo que tiene, para qué narices me importa a mí en qué trabaja o las aficiones que tiene...no quiero que me enseñe raíces cuadradas...

- Ya, ya, pues nada, niña... ¡¡a arar el campo!!

Luisa salta como un muelle y se dirige como un vendaval para la barra , coge por la espalda a su donjuán y le estampa un beso de tornillo que agota las reservas de oxígenos del queso. Enigma desvelado... Por cierto, ahora que lo veo de frente, coño, ¿Queso? Será un yogurín....yo creo que hace cuatro días que es mayor de edad. Esta Luisita le tira la guardería... Eso sí, músculos no le faltan, menuda exhibición....

- Puri, que me piro, vampiro....no me esperéis.... ya me buscaré la vida- me grita a distancia Luisa superando los decibelios de pachún pachún como puede.

- Qué prisa tienes...la noche es larga – le apunta por detrás un hombre a unos músculos enganchado, o sea, el queso.

- Bueno, cariño, tú mandas....- la frase de mi amiga me raspa los bajos pero la chica ha perdido la dignidad y está hecha una piltrafa.

- ¿No me presentas a tu amiga?

- Ah, sí.... mira Puri....-Luisa anda un poquillo contrariada porque pensaba ahuecar el ala y yacer lo antes posible con su juguetillo- Sí, mira....es Alfredo...

El yogurín se me acerca y me estampa un par de besos. Tal vez sea un poco susceptible, ¿o no? Puede que me lo haya parecido, ¿o no? Yo diría que este tío...¿o no? No creo yo que se haya atrevido a....¿o no? ¡¡¡ Me cago en San Judas Tadeo!!! Que el mamarracho este me ha puesto la mano en el culo.... Será costumbre ahora pero el tío me ha colocado la mano en el lugar de marras como el que no quiere la cosa. Joder, que no hacía falta. ¿Estrecha? Que no, que a mí no me toca quién yo no quiera. Ya me ha costado darle un par de besos a este chulito piscinas para que el tío se tome estas libertades. No me conoces, yogurín....

- Voy al lavabo, macizorro, no sufras, echo un pis y vuelvo, que no me escapo, eh....¡¡¡tigretón!!!

Que manera de perder la dignidad. Ya se rumorea que el amor es ciego. Bueno, amor, yo no sé si este muchacho tiene noticias de Romeo y Julieta o de los amantes de Teruel, me jugaría el meñique a que nada de nada. Atención, Mr. Roquefort se me acerca peligrosamente por la retaguardia de la oreja y parece que tiene intención de hablar. Como tiene que inclinarse un poquitín pues me deja la mano izquierda como el que no quiere la cosa encima de mi muslamen. Uy....uy.....uy.... que me parece a mí....

- ¿Estás libre, guapetona?- acosándome el tímpano con una voz algo gangosilla.

¿ Este tío me ha visto una bombilla verde en la cabeza? ¿Se cree que soy un taxi?¿ A qué viene tanto interés en mi persona?¿No tiene bastante con la sumisa Luisa? ¿Es un vicioso asqueroso de esos que les gustan los tríos? Cinco preguntas por segundo, vaya récord. Me falta una, ¿qué coño hace subiendo la mano por el muslo? Me lo miro con cara de mala ostia pero el tío que bizquea un poco me sonríe como un gamusino.

- ¿Se te ha comido la lengua el gato?- mientras formula una pregunta digna de un examen de la Nasa, la mano izquierda sigue subiendo peligrosamente y ahora además hace una ligera presión.

Pienso responderle pero me veo incapaz de hacerlo sin proferir una retahíla de tacos de los que se me escapa la babilla. En boca cerrada no entran moscas y visto la fauna que corre por esta discoteca creo que lo mejor es hacerme la despistada. Lo que pasa es que el chicarrón no entiende los mensajes subliminales y sigue con el acoso. Para mí que le hacen un test de inteligencia y sale negativo.

- Me gustas las modositas....- la frase me colma todos los colmos.

Acción, reacción....acción, reacción...lo vi el otro día en una peli muy chula... Los chicos del coro.... pues nada, ahora voy... Le cojo la huevera y como quería que hablara pues hablo.

- Pequeño saltamontes, ¿a qué no nos vamos a hacer daño?

El yogurín capta el mensaje a la primera, ya lo dice el refrán, a buen entendedor pocas palabras bastan, ¡y tan pocas!

- Vamos- le espeta en la cara a mi amiga Luisa.

- Pero...no decías que....

- Hasta otro rato, Alfredito...-le suelto provocadora a Mr. Musculines que serevuelve con desprecio cogiendo a Luisa por el brazo como si se le fuera a escapar el tren.


3 comentarios:

panabel dijo...

Vaya acaba cuando mejor se ponia el asunto.....ya contaras!

Mayka dijo...

jajajaja,esta Puri está pallá del todoooo!!!!,cómo me he reído.....por cierto,una vez le solté una HOSTIA a un "Alfredo" que me tocó el culo en una disco.....así sin más deltante de todos sus amigos......por pulpo,y no lo aceptamos como animal de compañía!

belene dijo...

Cuantos Alfredos hay en este mundo..yo cuando me encuentro con uno de esos..pienso...yo a este tio no lo veo sentado en casa de mis padres los domingos,comiendo paella..para no verlo,no lo veo ni comiendo,porque le daria un guantazo con tantas ganas,que le arrancaria hasta los dientes..asi solo comeria sopitas...

Seguidores