PELIGRO DE INCENDIO



Pasó todo el fin de semana sin recibir respuesta al último mensaje….la invadía un desasosiego intenso que la distraía de las tareas cotidianas y un malhumor creciente se iba apoderando de ella…verdaderamente esta historia se estaba convirtiendo en su droga y eso que sólo hacía una semana que había comenzado….El lunes a la tarde abrió el correo y…



Asunto: Locos de atar

Hola Princesa, Precisamente lo que no puedo dejar de hacer es pensar en ti, y no te puedes llegar a imaginar como me gusta vivir pendiente de esta historia que hemos empezado. Me envías unos versos de Neruda y resulta que pertenecen a uno de mis poemas preferidos: “Si tú me olvidas”. Es realmente curioso, porque tengo un punto de libro en la página donde sale…¡pura magia! Me gustaría verte, aunque sólo fueran unos minutos furtivos. No sé si es buena idea, pero tengo la sensación que lo necesito. Creo que no hemos de tener miedo a romper nada, porque esto que tenemos es exclusivamente nuestro y no haremos nada que ambos no queramos. Por cada beso que me envías te daría diez. Si p
ienso en la mujer que conocí….me parece mentira que nos esté pasando todo esto y que te haya podido decir lo que te he dicho. No puedo dejar de pensar en ti, cada noche me duermo recordándote…tu piel, tus ojos…y entonces siento que estoy a punto de enloquecer de deseo. He tardado tanto en contestar porque te quería hacer un poema al estilo Sabina.Pero no es fácil…te envío unos cuantos versos, un beso enorme, largo y lujurioso.

Te propongo un desliz, un error, un acierto.
Quisiera refugiarme en tu cama, detener el reloj,
quisiera colarme en el coto privado de tu vida,
quisiera concertar una entrevista con tu cuerpo.
Te pido un vis a vis, una cita, un encuentro.
te ofrezco besos sin sal, labios sin celos,
abrazos sin recargo, caricias con ternura,
un capricho de amor, un peligro de incendio.
Pongamos que me gusta una mujer, una princesa, una dama.
Pongamos que me gustan sus palabras, sus ojos, sus cabellos.
Pongamos que me gustan sus poetas, sus sueños, sus silencios.

Pongamos que hablo de ti.

PRINCESA? Esto ya era lo último…que la llamara Princesa! Tenían que verse, propiciar el encuentro…María le envió un mensaje urgente ofreciéndole una cita en un lugar concreto (las excusas en casa ya las pensaría más tarde)…y su teléfono móvil…


Asunto: Peligro de incendio
Quim, necesito verte., tengo urgencia de verte…me gus
ta tanto esta historia nuestra que vivo pendiente de tus mensajes y cuando no obtengo respuesta, tengo la sensación de que me falta el aire…El otro día, sin ir más lejos, tumbada sobre la arena de la playa mientras los niños jugaban…mientras el sol acariciaba mi piel…pensaba en ti .Así he descubierto mi ser dual: iba respondiendo que sí o que no a mi amor civilizado y mientras Él hablaba …yo no hacía otra cosa que pensar en ti .Pienso en ti constantemente, me llenas la mente, la piel y los sentidos… Mario Benedetti en uno de sus poemas dice ; “estás sola/ estoy solo/ pero a veces/ puede la soledad/ ser una llama”…. La respuesta no se hizo esperar… los mensajes se cruzaron…él también quería verla pero el lugar y el día que María propuso no le iban bien…

Asunto: Re:Peligro de incendio

Hola guapísima. Es una pena que no pueda ser hoy, pero estoy seguro que acabaremos encontrándonos. Sabia que sería difícil porque nadie nos puede ver, nadie puede saber, porque
hemos de luchar contra horarios antirománticos, porque sólo tú y yo estamos de nuestra parte. Podemos quedar dónde tú quieras, cualquier día de lunes a viernes…no me supone ningún esfuerzo coger el coche e ir dónde tú digas para estar contigo, incluso podría reservar una noche de mi aburrida y formal agenda. Hacía tiempo que no me sentía tan vivo, tan entusiasmado..cada día me levanto pensando si me habrás escrito, impaciente por quedarme solo y poder dedicarme a ti. El fin de semana es el impuesto abusivo que he de pagar por esta felicidad inesperada que lleva tu nombre. Un beso en los labios (como si nos hubiéramos visto) y un poema:


Preguntas
Ya que navegas por mi sangre y conoces mis límites,
y me despiertas en la mitad del día para acostarme en tu recuerdo
y eres furia de mi paciencia para mí,
dime qué diablos hago,
por qué te nece
sito,
quien eres, muda, sola, recorriéndome,

razón de mi pasión,
por qué quiero llenarte solamente de mi, y abarcarte, acabarte,
mezclarme en tus cabellos
y eres la única patria contra las bestias
del olvido. (Juan Gelman)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé si podré aguantar el final...venga, Caliope, dale a la maquinita para ver como acaba esta parejilla.

rosi dijo...

Esto es una historia real no? yo creo q si. Es precioso pero a la vez muy triste....no veo buen final aki.
Este tipo de "amores" imposibles por desgracia no acaban bien.
Joder, me he metido tanto en el papel q me puesto ñoña y tó....
a ver q final le das.....

Seguidores