EL BORRACHO Y LA SORDOMUNDA escrito por ESCORPI48




Todos tenemos vecinos. Bueno, todos menos la Preysler que su vecino más cercano está a unos cuántos kilometrillos. Las currantes que tenemos un sólo cuarto de baño (y con unos desconchones que para qué) pues compartimos nuestra guarida con otros seres humanos que como en la viña del Señor, ¡¡hay de todo!! Yo tengo los míos, tú los tuyos y ella los suyos. La cosas es compartir esa fauna, explicarnos las cientos de historias que pasan en nuestras escaleras y echarnos unas risas. Bueno, a veces, como en el caso de ESCORPI, risas poquitas, porque...bueno...que os lo cuente ella. Como siempre este blog es vuestro, enviarme vuestras experiencias...

UUUUFFFF!!!!!!!!!!!!!ahora gracias a Dios vivo en una escalera normal, pero cuando me casé y fui a parar por tierras catalanas no diré donde, sólo decir que era una especie de ciudad dormitorio en una barriada de unos 3000 vecinos, tuve la desgracia de que me toco en suerte una pareja algo "excepcional":él, borracho perdido, y ella, aparte de ser sordomuda, era más puta que las gallinas (por cierto nada mas escandaloso que una sordomuda).

Entro en faena. Cuando tenían una pelea ,que solía ser día sí y día también, los decibelios de los chillidos de ella se oían desde la calle y eso que...¡¡¡ era un quinto piso!!! Una noche sobre las 2 de la madrugada llaman al timbre de mi casa, me asomo a la mirilla y veo a un policía local, abro y sus primeras palabras son...
-
Ya veo que me he equivocado porque aquí no es.
-
No sé qué es lo que busca pero seguro que efectivamente aquí no es.
-
Tengo un aviso de que se estaba tirando por la ventana la ropa y los muebles desde el quinto piso de este bloque.
-
Los de la puerta de enfrente.

Se habían peleado esa noche así que podía ser normal en ellos hacer algo así. El agente me insistió en que había llamado a la puerta y no había nadie. Le dije que ella era sorda. Entonces, su compañero que se había quedado en la calle, le avisó por el walkie de que volvían a tirar mas cosas, como la puerta del piso estaba entornada y en ese momento empezaron de nuevo los chillidos le dije que entrase y si hablaba con ella cara a cara yo sabia leer los labios y le entendería. ¿ Sabéis lo que hizo el poli? Coger el walkie, llamar a su compañero y decirle que si el quería subir que subiese pero que él no tenia cojones a entrar a un piso así.

- Siento haberla molestado señora- me dijo de medio lado mientras se piraba como un rayo.

Lo dicho, aquella escalera era como la Rue del Percebe pero a lo tétrico.

Otro día, escucho un escandalazo y cuando me asomo a la mirilla veo un par de tíos con un cuchillo en el rellano de mi piso. Deduje que se querían cargar al marido de la sordomuda por un asunto de pelas, la verdad es que aquello parecía una peli de las de Miami Beach.

Por cierto, algunos días, cuando llegaba al curro, cansada hasta las trancas, me los encontraba con la mesa puesta en el rellano, cenando tan tranquilamente....¡¡¡les habían cortado la luz!!!

2 comentarios:

ALI-OLI dijo...

¡Mi marrrre! Querida, ¿y quién quiere una tele, con unos vecinos así? Con lo que hay en tu escalera se podría hacer una película, y hasta a Tarantino le sobraría material!!
Lo mejor de todo es lo del policía. ¡Ay, Señor! ¡Y todavía dirán ellos que nos quejamos de vicio!
:-º

Anónimo dijo...

Por el título pensaba que era un peli porno...

Seguidores