RECETAS PARA LA CRISIS (2)

El silencio se podía cortar con un cuchillo. Un anuncio de bancos se escucha de fondo. Serán cabrones, como dice mi amiga Ali, cuando ganan pasta no reparten y cuando pierden la pagamos entre todos. La ley del embudo pienso yo, lo ancho para ellos y lo estrecho para los pobres. La cabeza se me rula por no pensar en el tipejo que tengo delante mío. No cruzo la mirada con él para no perder otra vez los nervios. Fernandito a nuestros pies juguetea con una pelota de trapo.

-Dile adiós al papa, te vas a dormir.

Le lanza un beso. Su padre hace ver que se le cae la baba pero se queda apalancao en el sofá como un soso. Se pierde todas las noches el gran ritual y ésta tampoco va a mover su culo. ¿A lo mejor le da vergüenza? El baño, las risas mientras chapotea, la crema para los granitos del culito, la colonia, los besos en esas manitas que quieren tocarlo todo, las rabietas cuando algo no sale como quiere o el sueño le apreta de sopetón. El bibi, el móvil que gira y gira mientras los ojos se le entornan y el mundo deja de funcionar. Fernandito es feliz. Tiene una madre y medio padre pero es feliz. Los críos nos sobreviven. Mira en esos países del tercer mundo, donde pasan las de Caín pero luego salen a flote. Bueno, algunos no. Pero mi Fernandito, sí, joder, porque tiene el mismo orgullo que su madre, porque no va a dejar que lo pisotee ni Dios, porque cuando más negras estén las cosas sacará el carácter, y la casta, y la rabia y lo que haga falta para flotar. Dos lágrimas me resbalan por las mejillas. Son de alegría, me siento afortunada de haber dado una vida, de seguir de cerca el crecimiento de mi hijo.
Entro en el lavabo y recompongo la figura. No quiero que Manolo se piense que las lágrimas son por él, ese merluzo es capaz de confundir la velocidad con el tocino. Hago un pipi y me lavo las manos. Y contemplo orgullosa la tapa del wáter, nada de gotitas traicioneras, nada de manchitas amarillas retestinadas, reluce como una patena.
Manolo está alelado delante del televisor. Me siento en el otro sofá. Lejos, que corra el aire. Carraspea. Espío por el rabillo del ojo cómo traga saliva. No se lo voy a poner fácil. Ya he crecido, soy otra Puri. La Puri de cuando éramos novios hubiese cogido las riendas de la discusión y se hubiera lanzado al vacío. La Puri de ahora tiene un dedito de paciencia que ha aprendido de las hóstias que le ha dado la vida. Ahora soy como los luchadores de judo. Sé aprovechar la fuerza del contrario para hacer mi llave.
-Puri, mujer- tanta evidencia me sorprende-. Es que...vamos, yo creo...-tartamudea agilipollao-. Las cosas han venido así- otro descubrimiento, sigue, sigue, Manolito, América está aquí al lado-. Quien te dice a ti...-eso, eso, ¿quién me dice a mí cómo solucionar el pasmo que llevas encima?- Entiéndeme...-aquí corto el grifo.
-Manolo, por favor te lo pido....si quieres subo al Everest descalza, si te sale de los cataplines me pides cualquier gilipollez que se te antoje, pero por Cristo y todos sus apóstoles no me pidas de ninguna de las maneras que te entienda. Porque tengo que vivir muchas vidas para entenderte a ti.
-No será para tanto, Puri, estuvimos casados unos buenos años.
-Ahhh....vale, vale, ahora capto la táctica...por los buenos años pasados, te jodo igual que te jodí. Y tú, Purita mía, sigues igual de gilipollas y tragas carros y carretas como lo hicistes hasta que a mí se me fue la pichita a buscar otros conejos, ¿no? ¿Es eso, verdad?
-No, lo que pasa es que cuando te pones tremendista..-pone cara de pobre señor agobiado.
-Venga, Manolo, precisamente porque estuvimos muchos años casados conozco de qué va el percal, si es que no eres ni original...
-¿Podríamos llegar a un acuerdo? Es cuestión de buena voluntad- los cojones cuadrados es una expresión que le cae a Manolín como un guante.
-Lo dicho, jodida pero contenta. Espera, espera,....que rebobino...¿buena voluntad? Me gusta la expresión...Manolo, ¿ande está tu buena voluntad, majo?
-Yo, yo..-se siente acorralado y tartamudea.
-Sí, tú- se me escapa un grito aunque me he propuesto no perder los estribos-. Mamón, me quieres decir cuántos domingos te has quedado con Fernandito desde que lo pactamos...
-Ya, pero es que...
-Ni es que, ni panochas en vinagre, joer, Manolo, si te has quedado un par ya es demasiado. ¿Sabes por qué lo he consentido? Porque a mí Fernandito no me molesta, porque para mí es una bendición, porque soy su madre y disfruto...escucha, padrecito de quita y pon, ¡¡¡disfruto con mi hijo!!! ¡¡hasta cuando está de mierda hasta arriba!!! Hasta cuando se mea encima de la colcha nueva, hasta cuando me vomita encima del vestido antes de irme de paseo...Pero, tú, el de las palabras rimbombantes, el de los grandes propósitos, eres un padre de pacotilla, ¿vale?, y no te lo he dicho nunca porque nada más pensarlo se me clava un agijón aquí adentro, pero ya se me ha inflado el hígado y ya no aguanto más. Manolo, haz lo que te salga de los cojones, dime lo que te de la gana, pero no me pidas, que encima te comprenda.
-Estoy pasando un mal momento, Puri.
-No, no...guapo...lagrimitas a tu Lourdes, yo ya te aguanté bastante, amigo. Yo he pasado millones de malos momentos y tú estabas tomándote cañitas con tus amigos, ¿vale? No te voy a decir que me alegro de lo que te pasa, pero sí te digo que si quieres que me eche a llorar andas fino. ¿La forma de solucionar tu mal momento es cortarme el grifo?
-Puri, por favor...-agacha la cabeza como un carnero degollao.
-¿Qué hago ahora con Fernandito? No le compro comida, no le compro ropa, no compro las medicinas cuando se resfríe, no sé...¿has pensado algo con esa cabezita que tienes?
-A ti te queda algo del traspaso de la tienda, yo pago alquiler y tú no..
-Te mataría y te cortaría a trozos pero me haría daño porque tienes una piel que ni las burras viejas... O sea, que me gaste yo mis ahorros...eso es lo que quieres...no, señorito, negativo, esos ahorros son mi seguro de vida...supongo que los gastos de Fernandito irán subiendo y su futuro no puede depender de que el inútil de su padre decida si pone la pasta o no...Tú cumples con tus obligaciones o...
-Puri, yo creo que no tendríamos que llegar...por el futuro del crío...
-Exactamente, por el futuro de mi hijo soy capaz de morder...¿vale?
-Tranquilízate, Puri, seguro que encontramos una solución.
-Sí, que pagues los 400 euros como hasta ahora- respondo con resolución.
-No das tu brazo a torcer.
-Anda que tú...- me río de la flexibilidad del gachón.

Se desabrocha la camisa, unas gotitas de sudor pueblan su frente. Se levanta a la chaqueta que se ha dejado en el respaldo de una de las sillas que acompañan la mesa del comedor. Coge una cajetilla de tabaco y hace el ademán de encender un cigarrillo. Le levanto la mano ostentosamente y se le cae el pitillo al suelo. Ni hablar del peluquín. Aquí no se fuma. Casa de la Puri, territorio sin humo. Mi Fernandito respira aire puro. El pestazo se lo das a doña Lourdes.

- Que me lo he pensado, que tengo muy buena voluntad, que valoro los años de felicidad que me ofreciste, que entiendo que la indemización que te ha dado no te llega para comprarte la moto de Valentino Rossi y lo mejor es dejarme a mí sin pensión...sí, sí, que me voy a convertir en psiquiatra de diván...
-Puri, basta de sorna...esto es una cosa seria.
-Joder...majo...y tan seria, que me quedo sin 400 leuritos...pero ya he encontrado la solución al tema. No te preocupes, Manolo. Tengo una solución. Vaya si tengo una solución...

8 comentarios:

Inma dijo...

Que no lo permita!!!!!!!!!!!!!!!En realidad todos los hombres son iguales, cuando algo va mal que le den a sus hijos!!! ya se apañara mamá....y luego un besito y papá te quiere mucho...Cuantas cosas se callan las madres para proteger a sus hijos y que poco aguantan los padres por los mismos!!

Anónimo dijo...

Cuánta razón tiene Inma.Nosotras aguantando y ellos jodiendo la marrana.

Anónimo dijo...

La Puri tiene la última palabra y es que le siga pasando el dinero.Eso pasa siempre los padres derivan sus responsabilidades a las madres.Y eso que somos el sexo débil, de débil naa, hay que exigir si señora exigir

Anónimo dijo...

todo me parecia tan extraño, mi fernandito creciendo entre las mas suculencias de mimosinas como purita, la abuela, las amigas la tia.....candente despertar cada mañana cuando sus risas enloquecian entre mi cabeza de pelos alborotados insimismada viendo a mi pequeño fernandito...que pasa¿¿ que es lo que me incita a pensar en su padre¿ por que no ha estado aqui, conmigo, con su hijo, que es lo que quiere ahora??...un cumulo de palabras entrelazaban ese pensamiento irrepetible del futuro de m bebe, y tan solo podia razonar una sola respuesta a mis preguntas, "la felicidad de fernandito......el tiempo, la madurez , ese surco de camino duro y real de criar a mi hijo sin su padre, me habia cultivado de tal forma, que las perspectivas de la vida de mi hijo, a priori me hacian reflexionar de un modo firme y de una seguridad sublime al intercambiar una tertulia de lo mas agradable con su padre, Manolo!!! quizas unos años atras, me hubiese puesto a gritarle cual esa mujer vulgar y enloquecida sin querer escuchar, ni tan solo reflexionar por un momento ese fruto de los dos, nuestro hijo....asi pues, serena y firme, entable con Manolo una conversacion de lo mas civilizada, para encontrar una buena solucion a la crisis que antañaba nuestro hogar....Manolo......recuerdas aquellos momentos de felicidad en los que miles de espermatozoides vijaban placidamente entre mi rajita de colores con ese pearcing de sonajero celestial que hacian revolotear todas aquellas maripositas en mi barriguita de tanta pasion???......pues claro que lo recuerdo Puri.......pues e ahi el fruto de nuestro amor Manolo, ese niñito encantador de pito grande y jugueton, de risas tiernas y mejillas sonrosadas, ese es tu hijo!!! y te aseguro que en su defecto no salio mariposa!!! salio hecho un tigre como su padre!!!!.......jijijijijij, cuantos euros dices que tengo que pasaros????.....ajajajjajajajajaja!!!!! besitos puri

rosi dijo...

Si es que me hierve tó por dentro imaginando la situación...
Ni se fuma en esta casa ni tú deberias fumar,me estás diciendo q no tienes pa pasarme la manutención de tu hijo...y si lo tienes para tabaco? hazme caso Manolo,háztelo mirar.
Me encanta Puri,una mujer como tiene que ser,enfrentandose cara a cara y sin pelos en la lengua.
Besisssss

laura dijo...

Puri a ver que haces que nos vamos conociendo, seguro que sorprendernos a todas/os

Besos ....... Lagamu

DoReMi dijo...

Ooooooooleeeeee!!!!! lo que tiene la Puri es arte y lo demás es tontería...
Que te jodan Manolo, a pagar, que es lo mínimo que puedes hacer ya que como padre eres un asco tio.

Mónicac2 dijo...

Como te entiendo Puri, no lo sabes bien, el padre de mi hijo decidió dejar de trabajar porque no sabía si estaba enfermo, al loro, y ya no paga su parte del piso, o sea que nos jodan, si con mi sueldo puedo manternernos bien y si no, ya me lo dijo claro "Buscate la vida" en fin.... que les den por el culo que son una pandilla de egoístas de mierda, siempre salvando a otros muchos que no lo son, esto no es en contra de los hombres, si no, de estos hombres a los que les da igual tener un hijo que no, y luego no entienden las diferencias entre padre y madre que lástima, porque al fin y al cabo es lo que dan, se pierden lo mejor de sus hijos, y creo firmemente que al final cada uno terminamos en nuestro sitio. Un beso a todos.

Seguidores